Porque el tiempo lo hacemos todos.

Promover el conocimiento y el benchmarking entre las empresas

En la actualidad las empresas se enfrentan a una competición no solo con empresas de la misma región o zona, sino con una competencia cada día mayor con las empresas de otros lugares y países y debido a la globalización que sea creado. Por lo tanto las empresas buscan forma y formulas para una productividad y calidad mayor y ser competitivas, una de estas herramientas es el Benchmarking.

El benchmarking es una buena técnica de mejora continua. Su definición más simple y llana sería copiar de los mejores, aunque podríamos suavizarla un poco y decir aprender de los mejores. Una definición más general menos simplista sería la de Robert Camp “la búsqueda de las mejores prácticas que conducirán a un resultado superior”.

Sea cual sea la definición que más nos guste, el benchmarking es una técnica que nos permite medir y comparar los productos, servicios, procesos resultados, etc. De nuestra de nuestra empresa con la de otras que destaquen en un determinado campo o sector o sean mejores que la nuestra en alguna actividad.

En la aplicación del benchmarking podemos definir 8 etapas:

  • Decidir que comparar
  • Definir parámetros del proyecto
  • Establecer metas en base a la experiencias pasadas
  • Implantar cambios
  • Seleccionar equipo
  • Medir los procesos internos
  • Medir procesos externos
  • Tomar acción

Desde nuestra Asociación ponemos en contacto a las empresas que están interesadas en aplicar esta técnica y lideramos y coordinamos las actividades a realizar, desde la primera hasta la última etapa, garantizando la confidencialidad y el buen uso de los datos que salgan de estas jornadas.